Salina de Piedras

Salinas Cardenal Cagliero

La salina se encuentra ubicada a 12 km de Cardenal Cagliero, costeando la vía del ferrocarril en el Partido de Patagones, Provincia de Buenos Aires. Es explotada desde que la localidad de Bahía San Blas era puerto, antes de 1890.
Aún hoy, el balneario de Bahía San Blas, conserva los piletones en los que se depositaba la sal que luego era transportada hasta el puerto. Hasta 1890 y con la llegada del ferrocarril, la sal extraída era trasladada en vagones. Luego, se comenzó a realizar este procedimiento con camiones.
El proceso natural de la salina, la convierte en un recurso renovable dependiendo de las lluvias y en los años de sequía, con escasa lluvia hay poca producción.
Durante el invierno la salina se llena de agua y comienza a acumularse la sal. Durante la primavera, la sal florece y toma esta tonalidad color rosa. Durante el periodo estival, las algas y bacterias que habitan en su interior aumentan su ciclo de reproducción, tiñendo así toda el agua con un tono rosado, el color del pigmento de dichos organismos. Luego, se seca y es cosechada durante el verano.

El Partido de Patagones caracterizada por una topografía llana suavemente ondulada, las condiciones semiáridas del área han facilitado la concentración de minerales evaporíticos que constituyen depósitos salinos temporarios, frecuentemente alineados a lo largo de depresiones regionales, a veces con altitudes negativas respecto al nivel del mar.

Algunos de estos cuerpos constituyen "salinas de cosecha", explotadas tradicionalmente para la extracción de "sal" para uso industrial y doméstico. Se trata de cuerpos de agua temporarios en donde parte de la reserva de sales se disuelve durante la época de inundación y precipita por evaporación en épocas de sequía. Estos depósitos pueden variar en su composición mineralógica, la concentración y densidad de la salmuera, la proporción de materiales clásticos, el espesor de las capas de sal, la textura de los minerales evaporíticos, etc. Sus posibilidades de explotación están condicionadas por la acción de factores medioambientales relacionados con las características meteorológicas y los regímenes hidrológicos, que controlan la dinámica y evolución de estos depósitos.

La salina es propiedad de la Provincia de Buenos Aires, y está concedida para su explotación por 99 años a dos empresas. Se trata de las firmas Recasal de Bahía Blanca y Juan Pereyro.
A fines de diciembre comienza la cosecha de la sal que dura unos 45 días dependiendo del tiempo.
Durante ese lapso, la laguna está seca y la sal que fabrica naturalmente durante el año comienza a ser extraída, comienza lo que se denomina la cosecha. Se hace con máquinas que se meten en la laguna y luego se lleva en camiones.
La sal extraída en la Salina de Cagliero, se lleva para ser utilizada industrialmente en curtiembres, petroquímicas, fábricas de vidrio, de jabón, etc. Otros la llevan para horno